sábado, 26 de agosto de 2017

LOS TUMULTOS NO CESAN







En la medida que observamos cosas nuestras de antaño se nos vuelve a dar vuelta el estómago. Mejor dicho; se nos vuelve a dar vuelta la vida. Quienes tienen osadía de mirar fotos antiguas sin la fortaleza de expresar con soltura que las etapas son, simplemente, etapas, y que los trenes van y vuelven sin detenerse, se adentran en un túnel del que, ocasionalmente, pueden salir dañados.
En estos últimos años, décadas, o tal vez en estos últimos minutos, el mundo se transforma o se ha transformado en un tumulto del que no podrá desembarazarse. Los valores, hace mucho que dejaron de existir. Y aunque estos versos se han mencionado en millones de ocasiones, vale la pena recalcarlos “ ... Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, choro, “. Lo dijo, en 1934 Enrique Santos Discépolo, este argentino que vio, que se iluminó respecto a cómo sería el mundo del siglo 21. Si él observó esta masacre social en el siglo 20, en estos días, sin ninguna duda, se habría trastornado. Santos Discépolo, murió muy joven de un infarto al corazón en 1951. Ni siquiera alcanzó a olfatear el desarrollo post Segunda Guerra Mundial. Fue genial.
Las etapas son las etapas, pero lo que vemos en la actualidad en las calles es un aceleramiento que no puede cesar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrega tu comentario con objetividad.

EL TIEMPO EN VALPARAÍSO

Sígueme en Google+ Badge

Google+ seguidores

ARCHIVOS MÁS VISITADOS (EN LA SEMANA)